Para mantener la piel del rostro sana y firme, necesitas saber cuáles son sus cuidados específicos según el tipo de piel que tengas. Existen cuatro tipos de piel principales: seca, mixta, grasa y sensible. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas, así como sus productos cosméticos adecuados. ¿Quieres saber cuál es el tuyo? Responde a estas preguntas y lo descubrirás.

1. ¿Cómo se siente tu piel al tacto?

2. ¿Qué aspecto tienen tus poros?

3. ¿Qué tipo de imperfecciones sueles tener?

4. ¿Cómo reacciona tu piel al sol?

5. ¿Tu piel se irrita o enrojece con facilidad con la exposición a cambios de temperatura bruscos u otros agentes externos?

6. En la zona T (frente, nariz y barbilla), tu piel está grasa...

7. ¿Notas de manera constante sequedad o tirantez en tu rostro?

8. ¿Tu piel suele irritarse?

9. ¿Qué tipo de textura prefieres en tus productos de cuidado facial?

10. ¿Qué tipo de sensación te deja tu piel después de lavarla?

11. ¿Cuántas veces te lavas la cara al día?

12. ¿Qué tipo de arrugas o líneas de expresión tienes?